fbpx

Geraldine & Daniel, Una boda venezolana en el hotel Santiago

Geraldine & Daniel son una pareja Venezolana que me contacto mediante un publicación en un grupo de facebook.  

Me encanto recibir la noticia de que estaba contratado para su boda porque tenia poco tiempo en Santiago así que les propuse hacer antes una pre-boda gratis.

Elegimos el parque Bicentenario en Vitacura en una sesión que se sintió como un día natural de paseo en pareja.

El día del matrimonio iniciamos con la preparación en una habitación del hotel.

La acompañaba solo su madre , la maquillista y la peluquera. Era un ambiente muy intimo donde afloraban las risas y la feminidad.

Cada detalle tenia vida e historia propia. Las fotos del ramo o el vestido no se hicieron esperar. En fotografía de bodas hay objetos que son parte importante de la historia de la boda.

Me tome mi tiempo con el vestido obra del diseñador Edgar Alfaro de Venezuela y por casualidad de la misma ciudad de donde vengo

En la preparación de la novia hay que darle mucho valor a los detalles...

 

Retratar la alegría de el día de boda para mí es un placer de trabajo.

Reír a tope y a todo pulmón es necesario e ideal para calmar los nervios antes de la ceremonia. 

La sesión pre-boda ayuda mucho a entablar confianza y esa cercanía me ayuda mucho a la hora de hacer fotos de momentos más íntimos.

intimidad es una palabra clave en la fotografía documental de bodas, retratar un momento mundano se hace interesante en el contexto de lo hermoso que es tu día de matrimonio.

Geraldine termino de vestirse ayudada por su madre y su maquillista.

Son instantes que quedaran siempre en sus fotos de boda para evocar el recuerdo de su matri.

Al salir de la habitación la vibra era de contemplación y emoción por el momento que se acerca...

Los últimos detalles en el ascensor son parte de la historia por eso los documento. las novias siempre quieren estar perfectas y para eso están esas personas que nos acompaña prestando apoyo.

A veces las fotos no son las más perfectas pero si las necesarias para contar la historia. 

La ceremonia fue en la parroquia Nuestra señora del Rosario ahi Daniel esperaba a su futura esposa. Una iglesia de ladrillos ,de una luz cálida con detalles en hormigón que le dan un toque industrial sin  dejar de ser acogedora. 

Fue una congregación muy intima con poca familia pero muchas sonrisas y un párroco muy simpático,bastante animado con celebrar la boda de una pareja venezolana.

En mis años haciendo fotografía de bodas he documentado ceremonias de varias religiones o  creencias.

Los matrimonios católicos tienen su ritmo pero esta ceremonia fluyo como la seda con las palabras y momentos justos. 

Toda la familia se junto cerca del púlpito y recibió unas palabras muy especiales del oficiante.

Luego de terminar la ceremonia de esta boda venezolana en Chile era hora de unas fotos con los novios solos. Una mini sesión que serian sus primeras fotografías de esposos.

Era una noche muy bonita en santiago así que se prestaba mucho para fotografías con la ciudad de fondo.

"Como fotógrafo Venezolano en Chile siempre es emocionante para mi conocer nuevos lugares a través de mi lente"

No tome más de 20 minutos para hacer la sesión de fotos a los novios, después de todo teníamos una fiesta a la que llegar y la idea es que disfruten su matri.

Les dejo algunas fotos de la fiesta, fue una experiencia divertida que termino cerca de las 4am. Las fotos de boda de Geraldine y Daniel fueron muy especiales para mi porque tenia mucho tiempo sin tener contacto con una pareja de mi país por eso su matri siempre será especial como mi primera boda venezolana en Chile.